sábado, 31 de diciembre de 2016

Kubo y las dos cuerdas mágicas

Kubo y las dos cuerdas mágicas (Travis Knight) es una película con sabor a cuento tradicional japonés. Ocurre en el Japón antiguo, de los samurais. Kubo es un niño que vive con su mamá en un pueblito muy tranquilo. Cada día Kubo baja a pueblo a narrar las aventuras de un samurai, que se supone que son las aventuras de su papá, muerto hace tiempo. Mientras él toca su instrumento de cuerdas, figuras de origami cobran vida y actúan la narración. Y cada día el cuento se queda a medias porque llega el atardecer y Kubo no puede andar fuera de casa por las noches. Su mamá, que es un poco rara y pasa el día medio ida, cobra energías por las noches, es alegre y le cuenta cuentos. También le recuerda que llegue a casa antes de que salga la luna porque sino estará en peligro. Como es de esperar un día no llega a tiempo y dos espíritus malignos lo encuentran y tratan de llevárselo, pero su mamá llega a tiempo para protegerlo. Kubo tiene que huir, su mamá le dice que tiene que encontrar una armadura para poder defenderse contra el mal. Con la ayuda de un par de personajes, Kubo emprende la búsqueda de la armadura de samurai. Y en el camino va conociendo los secretos de su familia y el destino que se supone le corresponde.

Con un montón de aventuras, una animación atractiva, un estilo visual interesante, parecía que esta era una película de diez, pero algo le falta a la historia. Un buen cierre, me parece. Las razones de la maldad y el tono love is in the air, me chafaron un poco la película.
Pero la animación si me gustó. Y por eso, creo que vale la pena echarle un ojo.

Chequen este video detrás de las cámaras para que vean las maquetas y las figuritas. ¡Es fascinante!:

viernes, 30 de diciembre de 2016

The Autopsy of Jane Doe

Hace mucho reseñé una película noruega llamada Trollhunter que fue toda una sorpresa.
Acabo de ver la nueva película de André Øvredal, The Autopsy of Jane Doe. Su prestigio en aumento, le ha permitido tener una producción británica, con un elenco mucho más conocido. Brian Cox y Emile Hirsch, son los protagonistas.

La película, como lo indica el título, trata sobre la autopsia de una mujer desconocida que aparece enterrada en la casa de una familia que ha sido brutalmente asesinada. El cuerpo está en perfecto estado, no presenta descomposición, ni heridas, está limpia, a pesar de haber estado enterrada; no tiene ni una marca.
Es un pueblo pequeño, de algún lugar del este de los Estados Unidos; el sheriff está inquieto, algo no le checa, así que apremia a los Tilden (Padre e hijo encargados de los análisis forenses) a que determinen la causa de la muerte lo más pronto posible.
Estos, empiezan, paso a paso a analizar el cuerpo, y van encontrando cosas muy extrañas en su interior. Como que le cortaron la lengua, le quemaron los pulmones, los ojos están opacos, los huesos de manos y piernas destrozados. parece que ha sido torturada, quemada, envenenada y sin embargo, por fuera está perfecta.

Con un muy buen ritmo, un buen manejo del suspenso, de la violencia y del susto, el director nos va guiando en la investigación y el misterio de ese cuerpo anónimo. Está narrada de una manera inteligente, no hay abusos del susto por aparición sorpresiva, los sobrenatural tiene una buena justificación y una buena ambientación.
Como buena película de terror que se de a respetar, empieza una tormenta, hay fallas eléctricas, un radio con transmisiones retro/scary, apariciones inexplicables, y la total certeza de que nadie va a salir vivo de ahí.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Into the Inferno

Siempre hay que ver las películas de Werner Herzog. No importa si son documentales o ficciones. Su visión, su presencia, su voz (la de física y la poética) siempre tienen algo interesante que decirnos.

Into the Inferno es una película producida por Netflix, basada en el libro de un Clive Oppenheimer, un vulcanólogo, en el que habla sobre grandes erupciones volcánicas. Es este documental viajamos con Herzog y con Oppenheimer por muchos de estos lugares, islas del Pacífico, Indonesia, Islandia y su impronunciable y famoso volcán que hace unos años lleno de cenizas Europa, volcanes con el magma a la vista (no hay muchos de estos), un volcán en Corea del Norte (sí, les dieron permiso de entrar a Corea del Norte), y una iglesia con forma de pollo.

No es un documental científico, que hable técnicamente sobre los volcanes, es más sobre la presencia de estos y su influencia en los pueblos que están cerca, y sobre su influencia en el Hombre en general. 
El mismo Herzog ha estado atraído por los volcanes desde hace años. Hace mucho filmó un documental sobre uno en La Soufriere de Guadalupe. Pero lo que más le interesaba ahí resultó ser uno de los habitantes que no quiso evacuar la isla. Cuando filmó Encounters at the end of the World entró en contacto con Clive y el resto de los vulcanólogos de la estación y de ahí surgió este proyecto.

Las imágenes de los volcanes, de la magma, de los paisajes, son espectaculares, impresionantes. Si que se siente la energía de los volcanes y sí que se entiende su influencia en las culturas que lo rodean. Una parte que me gustó mucho es cuando hablan sobre la explosión Laki en Islandia. Vemos un paisaje increíble, mientras Clive narra la famosa explosión que tuvo lugar como en el 1700 y pico; una grieta de más de veinte kilómetros con muchísimas chimeneas activas, salió una cantidad alucinante de lava. ¡Fuentes de lava! Cascadas y ríos de lava inundaron los valles. 

A pesar de estas partes tan bien logradas, hay un par de momentos que rompen un poco el ritmo y divagan sobre otras cosas. Uno de ellos, es la parte que ocurre en Corea del Norte. El monte Paektu es un volcán importantísimo para los coreanos, incluido el mismísimo Kim Il-sung. Es interesante lo que ocurre en estas escenas bajo la guía de Herzog. El mero hecho de que haya podido entrar, es de destacar.  En unos pocos minutos logra un retrato de una corea que es raro ver, aunque no nos extraña lo que vemos. Entrevistas con fórmulas súper hechas y elogios interminables hacia el Presidente Eterno Kim Il-sung. 

Y así como lo de Corea, la escena con los paleontólogos en África, también merece un espacio aparte. Ocurren cosas muy interesantes, pero no encajan del todo bien con el resto del documental.

Como tip final, si un día se encuentran en un cráter, recuerden que puede haber explosiones en cualquier momento. Cuando eso ocurra y vean bombas de lava volar por los aires, no corran, ni se agachen, chequen cuál de esas bombas les puede caer a ustedes y háganse a un lado. ¡Así nomás!

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Yoga Hosers

Esto es una broma. Un chiste interno que Kevin Smith ha tenido el mal gusto de compartir con el mundo...o con los pobres fans que esperan una calidad Clerk.

Cada quien puede hacer lo que se le pegue la gana y si este tipo consigue lana para hacer lo que se le pega la gana pues cuál es la queja, no? Pero si tienes un cierto talento, eres chistosón, has tenido ideas interesante, al menos hay que hacer algo de buena calidad, ¿qué no? Esto es una horripilancia. Bueno, exagero. Si les cuento la peli es una horripilancia, pero tiene bastantes cosas rescatables.

Colleen (la hija de Johnny Depp) y Colleen (la hija de Kevin Smith), son bff que van al high school y trabajan de clerks en la tiendita del papá de una de ellas. Un día hacen una fiesta en la tiendita para que vaya el chico mayor que les gusta. Éste llega con su cuate. Ellas piensan en el ligue y ellos no. Resulta que son seguidores de algún culto satánico y las chicas son su sacrificio. Cuando están a punto de escabechárselas, algo se les mete por el culo y mueren. Esos algos resultan ser unas salchichas con brazos y piernas y cara de Hitler. Su intención, evidentemente, conquistar el mundo. Pero las salchichitas son meros soldados de un nazi que se ha escondido desde la Segunda Guerra Mundial y que ha puesto su ADN en las salchichas. Las chicas, que practican yoga, utilizan sus movimientos y acaban con este levantamiento nazi.
PUAJ, ya sé!!! Suena fatal, verdad? Y sí que lo está.

Si el director quiere poner a su nena y a la nena de su amigui (y a la ex del amigui y al hijo menos del amigui) en una peli, va, pero porque no dejarlo en algo que no sea sobrenatural ni de terror que no es terror, que sea algo más inteligente, o más tipo Clerks, repito.
Es como la primera parte de esta trilogía "Tusk", es asquerosa. Se supone que chistosa, pero nanay. Se queda uno con un gran WTF encima de la cabeza. Cuando vi Tusk (porque era de Kevin Smith, nada más), no sabía que era parte de una trilogía que se llama True North, porque ocurre en Canadá. Y como imaginarán, está llena de chistes sobre canadienses, que no es un país, exageran el habla, y demás. Johnny Depp repite papel como el detective Guy Lapointe, que investiga la desaparición de un tipo (fue al primero que vimos que se le metía algo por detrás), y con la ayuda de las chicas descubre el compló nazi.

De repente tiene cosas rescatables y justo cuando uno empieza a relajarse y reír, y recordar por que siempre cae en las pelis de Kevin Smith, por que seguía el podcast, y por que está al tanto de sus proyectos, ¡pácatelas! aparece una salchicha nazi.

Las escenas y las bromas sobre el yoga están muy bien. Justin Long de Yogui Bayer está muy cagado.
Las niñas están de lo más irregulares. Hay escenas bien logradas, algunas de esas con Papi Depp; hay escenas donde las actuaciones están dudosas, otras, como los momentos en que cantan y bailan, están desperdiciados. El mundillo dentro de la tienda también se queda corto. El asunto con los satánicos es terrible y los chicos están fatal. Las escenas familiares, con la madrastra, con los padres, pintaban bien, pero no siguen.

En fin, creo que haré como hice con Woody Allen y me iré despidiendo de Kevin Smith, a menos que alguien la vea antes y me la súper súper recomiende.

martes, 27 de diciembre de 2016

Chocolat

Basada en hechos reales, cuenta la historia de un dúo de payasos de circo a principios de 1900, Footit y Chocolat. Chocolat es negro. 

Footit es un payaso que años atrás fue famoso y necesita desesperadamente un nuevo acto. 
Un día ve a chocolat, que en ese momento no se llama Chocolat, y la hace de caníbal en un circo de quinta. Le ve potencial, le gusta cómo se mueve, además es simpático y llamativo. Juntos hacen un acto en donde juntan a un clown cariblanco (Footit) y a un augusto (Chocolat). Esto resulta ser muy novedoso y llaman la atención de un circo parisino. Les empieza a ir muy bien con su acto, en el que básicamente Footit le pega en el trasero a Chocolat. Históricamente sí fueron importantes porque revolucionaron el arte del clown. Y además, Chocolat AKA RAfael Padilla (de origen afro cubano) fue el primer payaso negro protagónico.

La historia es la historia de cualquier otro personaje, real o no, que empieza en ceros, gana fama y dinero y no se administra, ni emocional ni financieramente. Chocolat se da la buena vida, compra ropa, tiene chicas y coche y le gusta el juego. 
Un giro dramático del destino y de la envidia humana, le lleva a tomar conciencia sobre su condición de negro dócil en el circo. Ya no está a gusto, pero esa fórmula funciona y ni Footit ni los empresarios tienen interés en que sea de otra manera. Ser negro y ser sólo un payaso se vuelve insoportable. Chocolat tiene o cree tener otras aspiraciones. Necesita ser tomado en serio. Footit, aunque sólo parezca uno más de los blancos que lo humillan y que se aprovechan de él, tiene las ideas más claras, pero no puede convencer a un Chocolat cada vez más a disgusto y cada vez con más broncas y deudas.

Omar Sy, es Chocolat. Y aunque tiene una buena compañía en el reparto, su presencia tan carismática es el principal atractivo de la película.
La historia como tal no es tan fascinante. Y lo que pudiera llamar más la atención, además de Sy, es el aspecto del circo y de los clowns, pero eso no lo tocan mucho. Una escena que me gustó y merecía un pelín más de fuerza, es en la que los hermanos Lumiere filman un acto suyo. Esa idea de la llegada del cine y la importancia del circo merecían algo más.

Aun así es muy visible.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Star Wars: Rogue One

Me gusta que en algunas versiones se llama Rogue One: A Star Wars adventure. Me gusta más que precuela, secuela o spinoff. 

Esta aventura es un pequeño, pero muy importante capítulo en la saga. Es sobre un grupo de personajes variados que se unen para conseguir los planos de la Estrella de la Muerte, que permitirán su destrucción en el Episodio IV.
A diferencia de los 7 Magníficos (la nueva), este grupo que se une un poco sin querer, va creciendo en sus convicciones, y en una espectacular batalla final, lo dan todo porque tienen esperanza y creen que es posible vencer. Son los héroes anónimos, no son Jedis, ni herederos de nada, ni parte de una élite rebelde. 
Jyn Erso/Felicity Jones (mejor aquí que en Inferno) es la hija del ingeniero imperial que creo la Estrella. Este pobre hombre no es leal seguidor del Imperio, pero para protegerla se deja atrapar y construye la Estrella, pero le deja un punto débil para que la Alianza Rebelde la pueda destruir. De ahí parte toda la misión. Un mensaje y algunas claves que sólo Jyn puede romper. 
Mientras, Jyn ha crecido sola, es ruda y se mete en líos constantemente. Los jefes rebeldes la utilizan para que entre en contacto con Saw Guerrera, el rebelde de los rebeldes. Es el que recibe el mensaje del ingeniero. Saw Guerrera/Forest Whitaker, por cierto, es lo peor de la peli. No tanto el personaje, sino el actor, que es insoportable y aunque sale muy poco pone empeño en su sobre actuación. El Capitán Cassian Andor/Diego Luna, es el elegido representante rebelde que acompaña a Jyn. Cassian es un rebelde rudo que ha cruzado la línea en nombre de la rebelión. Esta nueva misión lo cambia de alguna manera, y no es que lo diga él, pero también cambia su opinión y su manera de afrontar la rebelión. A estos dos, les acompaña una robot (no podía faltar) que se llama K-2SO, que es la onda. No tiene filtro, es impertinente y tiene más voluntad que todos los ya conocidos. También forman parte del grupo, un piloto imperial arrepentido, Bjodi Rook, y un par de guerreros muy rudos, Chirrut, un sacerdote ciego letal y su compa Baze Malbus que tiene un tino bárbaro.

Los líderes rebeldes están como pasmados. La primera prueba que hacen de la Estrella de la Muerte es un éxito de aniquilación y eso los deja temerosos y desesperanzados. Es gracias a este grupo, que no se deja vencer por el miedo, que entiende los riesgos y aun así prosiguen con el plan desobedeciendo o
órdenes, que la Alianza Rebelde, despierta, y en esta batalla final que ya mencioné, mandan a toda su artillería para apoyarlos. Los rebeldes en el planeta contendiendo a los soldados mientras Jyn, Cassian y K-2SO buscan los planos, los rebeldes en el espacio tratando de romper el escudo que les permitirá entrar al planeta. 

El Imperio también manda a su mejor refuerzo, DARTH VADER. Con una presencia imponente que abarca más que un encuentro cercano con Luke, Vader controla el espacio. La fuerza oscura esta ahí, sutil y mortal. Y ah, cómo da gusto cuando pone al malo maloso Orson Krennic/Ben Mendelsohn en su lugar. Este es el tipo al que no queremos, el odioso que separó a Jyn de su familia y el cerebro detrás de la Estrella. 

Me gustó esta película, tiene mucha de la nostalgia de los primeros episodios. Con un poco de humor, muchas batallas, ecosistemas variados y referencias y cameos para los más versados.
Me gustó la historia y que la Alianza Rebelde tenga más presencia. Me gustó que estén poniéndole empeño a este reboot de la saga y ojalá que pronto se nos olviden los episodios I, II y III. Y que entre episodio y episodio nos cuelen aventuritas de este tipo, no me parece nada mal.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Los 7 Magníficos

Esta película no está ni como para descarga ilegal en cualquiera de las páginas de descargas ilegales. 

Antoine Fuqua ¡vas a filmar el remake del remake de un clásico del cine! El remake del remake que también es un clásico, y no es precisamente un remake sino un homenaje. Y tú sales con esto. ¿Crees que como han pasado un chingo de años desde la anterior y varias generaciones entre una y otra, nadie se va a dar cuenta de que te has cargado la historia, las leyendas y casi hasta al género del western enterito?

Llenar de guiños sobre las películas de vaqueros más emblemáticas no tapa la chafez de la manufactura.

Eso sí. Los 7 son correctamente multiculturales y más correctamente cuando se salvan el mexican, el negro y el apache (ups spoiler y además, creo que no era apache).

Ay Antoine, me pregunto qué te llevó a hacer esto. Si fue un pedido por contrato, pues ni pedo, pero si fue tu proyecto/idea/sueño, no fastidies con el resultado. Igual y no innovas, pero 56 años después hay nuevas tecnologías que te permitirían lucirte con las escenas de acción, que te quedaron sositas, cero fluidas y cero rápidas. Tienes un serio problema de edición. Las escenas de balacera de Westworld están más espectaculares, y eso que la serie tiene problemas de ritmo (y de solemnidad, pero eso es otra historia).

Entiendo que salga Chris Pratt. Está hot y tiene que aprovechar todas las oportunidades que se le presenten, pero ¿Denzel? ¿Será porque es amigui del director? Espero que Ethan Hawke se haya quejado un poco por lo flojo y desperdiciado de su personaje, digo, no es que él salga en cosas maravillosas, pero se supone que su personaje es un chingón y nunca lo notamos. ¡Se supone que todos son unos chingones! Unos magníficos chingones.


Osea, tienes a estos tipos, 7 tipos, de todo tipo, no son héroes, pero se convertirán. No son un ejemplo a seguir, lo hacen por la lana; no son especialmente valientes, no tienen miedo porque no tienen nada que perder, ni un perro que les ladre. Les pones una aventura, en este caso salvar a un pueblo entero de un gandalla. Y entonces aplicas la magia del cine y los haces maravillosos, audaces y osados, montan a caballo como nadie, disparan más rápido que la sombra de Luky Luke, son fuertes (y ya si estamos, pues los actualizas y los pones guapos y musculosos, por qué no). Los haces confiables para que el pueblo los siga y nosotros los admiremos.

Lo de menos es que sean de todos los colores y sabores, lo de más es que nos los creamos. Y creo que eso depende sobretodo de tí, Antoine. Para los que vieron las otras, y se emocionaron con ellas y las recuerdan con gusto, para las siguientes generaciones a las que sentaron a verlas y las recuerdan con gusto, esta es gris tirándole a gacha. Ya sé que para las nuevas que no saben de las otras, eso no les significará nada, pero espero que como película sin referencia alguna les parezca mala y si se enteran de que hay otras, que tengan el interés de echarse aunque sea la de vaqueros.

Antoine, no es que tu filmografía me deje con la boca abierta, pero has hecho muchas pelis, supondría yo que por lo menos, oficio tienes…

sábado, 24 de diciembre de 2016

Doce días cinéfilos 2016

Este fue un año más bien flojón en el cine. No fui tanto como otros años y no vi tantas películas. Sí que vi muchas me dirán los que me conocen, pero no me metí tan de lleno. Se notó en la escasez de entradas en la segunda mitad del año. Y también en la escasez de pelis en el cine. Además, hubo grandes decepciones. Mencioné anteriormente la de los animales fantásticos, que no me gustó, tampoco me gustó nada la del Suicide Squad. La nueva de los X-men estuvo muy larga y tuvo poca acción. Uff, y las Ghostbusters!

Me gustaron Doctor Strange y The Arrival. Deadpool fue una de mis favoritas.

La de Julieta de Almodóvar, me gustó en muchos muchos aspectos, sólo que hay un no sé qué en la historia.


Moana es muy correctita, así incuestionable como son las historias de Disney-Pixar que tratan siempre de lo mismo, ya saben, el sueño, la realización, luchar por lo que quieres y bla bla bla. De Zootopía me quedo con los animales, pero la historia es la misma, y además ¡no hay gatos!... ni perros (quesque porque son animales domésticos).

Otra correctita pero sin punch es la de Sully de Clint Eastwood. Y contra todo pronóstico la del Bebé de Bridget Jones no estuvo tan mala. Para los amantes de los zombies salió una coreana que se llama Tren a Busan. No está mala, pero sólo es de unos zombies en un tren. Zombies del tipo que son rápidos y se zombifican también rápidamente.

A ver qué tal el año que entra. Tendremos una nueva de Spider Man, otra de Star Wars y otro Alien (qué miedo, mejor que lo dejen en paz). Y oh noooo, más Transformers y Piratas del Caribe!

jueves, 15 de diciembre de 2016

Abril y el mundo extraordinario

Me encantan los dibujitos de Jacques Tardi. Así que no lo dudé ni tantito cuando vi que existía esta peli. Resulta que no está hecha por él, realmente no sé si al menos estuvo involucrado en el guión, pero el póster dice que esta inspirado en su mundo y en sus personajes. Con eso me basta porque la animación, o mas bien el estilo está muy bien.

La historia va más o menos así: En 1870 cambió la historia del mundo, y la guerra contra Prusia nunca ocurrió. Napoleón III murió y la dinastía continuó reinando en Francia. Años más tarde los científicos más notables del mundo, Einstein, Pasteur, Nobel, desaparecen y con ellos inventos y descubrimientos fundamentales. El desarrollo tecnológico se estanca, no se usan ni el petróleo ni la energía nuclear. Hay una crisis energética, se han explotado los bosques indiscriminadamente y para los años treinta el mundo vive en la era del vapor. Los científicos siguen desapareciendo, el abuelo y el padre de Abril investigan la desaparición de uno de sus antepasados. Tanto ellos como la madre, son científicos y están tratando de reproducir el último experimento que el bisabuelo estaba realizando, cuando el caos se desata, el experimento parece tener éxito, la policía-atrapa científicos-para fines militares, los cacha, los persigue y al final acaban por desaparecer misteriosamente. Abril crece sola con su gato Darwin, escondida en este París gris, en crisis, sin árboles y con zeppelines. Ha pasado todos estos años tratando de reproducir ese experimento para ver si puede encontrar a sus padres. También ella es perseguida por un obsesivo policía y una serie de encuentros afortunados y desafortunados, la llevan a descubrir el alucinante misterio que hay detrás de todas esas desapariciones. 

Con eso estoy segura que ya se les antojó. No puedo contar más para no contarles toda la trama y además, si les contara todo esta sería una entrada larguísima porque ocurren muchas cosas, hay muchos personajes, muchas aventuras, muchas acción. El grupo de personajes es formidable y el whatif, si bien al final es un poco jaladesco, es interesante.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Esta es una de las películas más esperadas del año. Junto con la obra de teatro "Harry Potter y el legado maldito", el 2016 ha despertado nuestra nostalgia potterosa. La obra de teatro, que se estrenó a mediados de año no la he visto, ni la he leído, pero me han dado opiniones encontradas, y no muy satisfechas. Yo estoy a favor de estos proyectos laterales que enriquecen el universo de Harry Potter, siempre y cuando estén bien hechos. Ya formaré mi propia opinión sobre la obra de teatro. En relación a la película, debo decir que la encontré muy deficiente y decepcionante.

Escrita por la misma J.K. Rowling y dirigida por David Yates, el mismo que dirigió las últimas cuatro películas de Harry, indicarían una cierta calidad, una cierta congruencia (bueno refiriéndome sólo a la escritora, porque las películas y este director no me impresionan en lo absoluto...¡es también el tipo que hizo la última de Tarzan!...pobre Tarzán).

Uff, no sé ni por dónde empezar. ¿la dirección, la historia, las actuaciones? Las actuaciones. Me quedo con Kowalski. Eddie Redmayne como Newt Scamander, es una desesperante unicara inclinada, más cercana a La Chica Danesa que a un estudioso y protector de bestias mágicas. Es desesperante su mal actuada timidez, sus "estudiados" caminares y movimientos de mago. Este es un personaje interesante, debe ser fascinante y estar fascinado por sus bestias, Redmayne solo saca los ojos y enchueca aún más la cabeza. Insoportable.

No ayuda el resto de los cartones, Colin Farrell, como Colin Farrell, tan evidente, cero miedo, lejos de Bellatrix y Voldemort. La presidenta está fatal, a Tina le falta punch. Me quedó con Kowalski y con Queenie. Ellos más los bichos y la maleta, son lo mejor. Y los panes.

Y la historia. Mmmh super x. Súper típica. Se parece a la de la última de los Avengers. Y remántenle con que en esa época los magos y los no magos (¡y no se llaman muggles que fastidio!) no se pueden juntar.

Hay un montón de pequeños detalles que no me gustaron. Si se los digo de uno en uno sonaré a ridícula chinchosienta, pero son muchos. Algunos son dsde el origen, osea que criticaré a la mismísima escritora, cosa que me apena. Otros son por dirección; no me apena ese director. Por ejemplo, me cagó que cuando buscan al elfo contrabandista y van al bar de elfos y la elfa que canta canta jazz y es negra. Me pareció muy chafa, muy poco imaginativo. Y así de poco imaginativo encontré el mundo mágico. Lejos del espíritu de las aventuras de Harry. Lo más espectacular casi arruinado por Redmayne. Una de las mejores escenas es en el interior de la maleta, pero como ya dije antes, no se cree uno que esté tan clavado y obsesionado por esos increíbles bichos. Algo curioso es que a muchas escenas les faltó naturalidad, no se si es la dificultad de actuar con la pantalla verde o lo que sea, pero escenas que involucran magia o donde interactúan con bichos no fluyen bien. Un ejemplo es en el que Newt  está "conquistando" a la "rinoceronta" para meterla en la maleta. Su baile es incómodo y forzado, otro ejemplo es cuando las hermanas preparan la cena, sus movimientos no están cómodos. No es la magia que da envidia, no es ese mundo en del que uno deseó muchas veces ser parte.

Luego leí que hay proyectadas más películas, la idea es atractiva, pero si no mejoran, ya me perdieron.

sábado, 22 de octubre de 2016

Hua li shang ban zu/ Office

Quería ver un thriller surcoreano que se llama Office, pero acabé viendo un musical chino con el mismo nombre ¡y del mismo año! Las casualidades.

Un musical chino. Exótico. Bueno, hongkongués.

Trata sobre la vida en una próspera empresa. Dos nuevos aprendices entran a trabajar ahí y van conociendo los tejemanejes de la oficina. Uno es un novato ansioso por triunfar y escalar rápidamente, la otra es la hija del dueño que entra a trabajar de incógnito.

Al principio, la historia va sobre lo difícil que es conseguir un trabajo. Y cuando uno lo tiene, sobre lo duro que hay que trabajar para mantenerlo. Lo duro que hay que trabajar para cubrir necesidades, para asegurarse un futuro. Y luego, no hay tiempo para nada más. Ya saben, lo de todos los días. Todo esto, cómo no, cantado.
 
Entonces, entramos a algunos dramas particulares con los novatos, con un par de empleados que están estafando a la empresa, sobre el dueño y su mujer que está en coma. Debo confesar aquí, que muchas cosas se me escaparon; detalles sobre la estafa, por ejemplo. Y es que me empecé a aburrir. La película es un poco larga, de dos horas que se sintieron como tres. La sorpresa inicial del musical (yo esperaba un thriller) se agota como a la media hora.

Sin embargo, la puesta en escena está muy bien. Todo ocurre en escenarios, la oficina, el metro, las calles, los departamentos, son escenarios que se ven como un techo sin plafón. Se ven las estructuras metálicas, las luces artificiales, los extras se mueven sin naturalidad. La cámara no oculta nada de eso porque es parte del cuidadoso diseño. Y funciona. Estilísticamente está muy bien. Engancha. La música maso, de repente suena a marcha militar rojilla de otra época, de repente quiere ser más cómica, y de repente escasea (ja, generalmente, en los musicales, uno dice que hay exceso de canciones y no falta de). 

En conclusión, me parece que es visible, a pesar de la longitud y la fallida historia. Vale la pena aunque sea un pedacito, sólo para checar todo el aspecto visual.

martes, 18 de octubre de 2016

El libro de la selva

Aunque la historia siempre me ha gustado mucho, no fui corriendo al cine a ver esta nueva versión porque la caricatura de Disney del '67 es tremenda en mis recuerdos de infancia. Además, el no encontrarla más que doblada, ayudó. ¿Qué irán a hacer, reinventar las voces o intentar copiar las legendarias? Mejor en inglés y nos quitamos de problemas.

Finalmente la vi. Y debo decir que me gustó mucho. Favreau es un buenazo para el entretenimiento. 
Esta animación realista con los animales hablando y moviendo la boca como si eso fuera lo real, no me shockeó ni me incomodó nada. Además están de los más expresivos. La selección de voces es de diez. Bagheera, obvi, tenía que ser Ben Kingsley. Shere Khan, un imponente (mmmh mala elección de adjetivo, imponente es el middle name de Idris Elba), aterrador, malo súper malo Idris Elba. Ani, Lupita Nyong'o; Kaa, Scarlett Johansson; Christopher Walken como un mafioso King Louie. Y mi favorito, un brillante y divertidísimo Bill Murray como Baloo.
Y a pesar de estos actorazos, que son en realidad los actores de soporte, el niño que hace de Mowgli, Neel Sethi, está increíble, y nadie le gana la película. Es monísimo, simpático, valiente y creíble. Uno de los grandes aciertos de esta película, sin duda.

No me consta, pero me da la impresión de que esta película tiene mucho de homenaje a la viejita que todos conocemos. Hay una propuesta estilística novedosa, unos buenos escenarios sin excesos visuales, con la justa espectacularidad paisajística (una mesura que podrían haber aplicado en la fallida Tarzán). Y un par de guiños que se agradecen enormemente: las dos canciones más conocidas, la de Baloo y la de King Louie (yo, por supuesto las canté en español a la Tin tán). Son versiones diferentes, pero me parece que funcionan bien. La de King Louie cantada por Walken es extraña, pero me gustó (ha de ser que en inglés me sé la versión que canta Robbie Williams).

Otro acierto, es el que la historia termine con Mowgli viviendo en la selva. A mi siempre me conflictuó el que se fuera a la aldea. Me gusta eso de que Mowgli sepa quién es y no tenga ninguna gana de conocer humanos.

sábado, 15 de octubre de 2016

Mommy

Xavier Dolan es un director que me gusta cada vez más. Me resulta sorprendente lo joven que es (1989) y la cantidad de películas que tiene (6).
Su presencia en festivales se está haciendo una constante. Sus nominaciones, tanto en dirección como en guión, son numerosas. Esta, Mommy, se llevó el premio del jurado en Cannes.

Las historias de Dolan suelen ser fuertes y muy dramáticas, dramones ahora sí,  sin burla telenovelera. Así para contadas, pues seguro que no son entretenidas, pero son cine, y uno de buena calidad. Buen guión, buena dirección y muy buenas actuaciones (hasta salió buen actor, el muchacho).

En Mommy, desde el inicio se plantea de qué va el asunto y en vez de chafarnos nos llena aún más de angustia. 
En una Canadá ficticia hay una nueva ley que permite que padres con hijos conflictivos que estén en un apuro económico, y cuyos hijos pueden resultar una amenaza de carácter físico o psicológico pueden, sin mayor trámite, ir a dejar al chamaco a un hospital psiquiátrico a cargo del Gobierno. 

Ocurre en algún lugar de Québec, cerca de Montreal (creo). Esto sólo lo digo porque hablan francés, pero un francés súper raro que me dejó frustrada porque no le entendí y no se si así es el quebecois o era francés de barrio o qué; a mí me sonó a francés con cantado brasilerio. En fin, esto sólo es un paréntesis de carácter curiosillo.

Die es una viuda con un chico de 16 años que tiene algún tipo de déficit hiperactivo. A Steven lo acaban de correr del centro en el que estaba porque atacó a un compañero e incendio el lugar. Ahora Die se tiene que encargar de él, hacer home schooling para que termine la escuela y además se queda sin trabajo. Steven es simpático, encantador, intenso, terco, respondón, y en un tris se sale de control y se vuelve violento y peligroso. Die es fuerte, fuertísima y sabe más o menos cómo controlarlo, pero es difícil.
Un día entra en escena la vecina, Kyla. Y la vida de los tres cambia notoriamente. Kyla también tiene sus traumas y líos familiares, de los cuales sabemos muy poco y está bien. Logra conectar con Steven, se lleva muy bien con Die y se convierte en la maestra del chico mientras la mamá va a trabajar. 

Sin todo fuera bien, no tendría chiste, va bien a veces sí y a veces no. Dolan es un narrador muy bueno, pero aquí lo realmente alucinante son las actuaciones (osea que además de las virtudes antes mencionadas, Dolan es un excelente director de actores. Se nota también en la de "Tom en la granja"). Los dramas dramones de este tipo están siempre en un delicado balance de tono, si se pasan se hacen telenovelas o pelis solemnes latinoamericanas (fizzzz me ha caído el rayo de la incorrección), si no llegan a tono se hacen sensibleras facilotas a lo gringo (fizzz fizzz).
Dolan tiene sus historias bien agarradas y la calidad de las actuaciones es fundamental en este balance.

Steven y su mamá son rudos, se hablan con groserías, son poco educados y cero melosos (aquí en México, muchos se escandalizarían por cómo se llevan), pero se quieren incondicionalmente; son directos y se aceptan como son y con lo que tienen. Lo que pasa es que Steve es mucho Steve. 
Kyla entra a su mundo, así como nosotros lo hicimos escenas antes, un poco alucinada, un poco escandalizada con la violencia verbal y gestual, hasta que acepta la dinámica, no se une, pero es bienvenida así como es. Pareciera que para ella de repente Die es mucha Die, y sin embargo le sienta bien.

No suelo conmoverme mucho con las pelis. Y esta me tomó por sorpresa. Has pasado varios días y sigo con imágenes, sigo pensando en Steve, en Die y en Kyla. ¡Qué peliculón!

Dolan ha subido rápido entre mis favoritos. Tiene una energía, unas ganas de provocar y hacer ruido que me atraen. Su edad y su constancia me hacen esperar Dolan para mucho tiempo.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Minuscule - La vallée des fourmis perdues

Los pequeños y deliciosos cortos animados franceses de Minuscule, fueron un gran descubrimiento y dediqué muchos meses a ver todos los capítulos, de a poquitos para no empalagarme. Capítulo a capítulo, encontré historias chistosas, divertidas, encantadoras y emocionantes. ¿Tocará ahora una de la catarina Vs. las moscas, una de la oruga come-hojas, o aparecerá un nuevo bicho aventurero?

Cuando me enteré de que iba a haber un largometraje, temí. 
A mí como que se me antojaban de a poquitos, saboreando cada pequeño episodio. Igual que como uno debe comerse un paquete de sugus, ¡yay salió piña!, ahora un descanso y ojalá mañana sea de cereza. Eso de acabarse el paquete de un sentón no es lo mío.

Y es que hay montones de ejemplos de cortitos y series que funcionan muy bien, como los de Wallace y Gromit, que ya largos no tienen tanto punch. Repiten los gags de las series, llenan con paja y la historia es más bien flojona.

Esta está bastante bien. El protagonista es nuestra favorita catarina que, buleada por las antipáticas moscas, acaba escondida en una caja de terrones de azúcar que un grupo de entusiastas hormigas encuentra y lleva a su hormiguero (hojas y semillas, puagh! vive le sucre!). Durante la travesía la catarina les salva el trasero y se convierte en parte de la fila. Y luego, como siempre ¡los malos!, una fila de hormigas rojas, groseras y fuertotas, con un líder de lo más gandalla, decide que esos terrones les pertenecen. Primer intento, fallido. La hormiga roja se hace de tremendo ejército y se lanza al ataque del hormiguero de las hormigas negras. Miles de rojas lo rodean y empiezan a romper sus paredes. Las hormiguitas negras que, en comparación, parecen como cinco, utilizan todos sus recursos sin lograr debilitar a la tropa enemiga. La líder de la filase encuentra con unos cuetones, enciende uno y lo lanza...¡el fuego las aterra! he ahí la solución... pero sólo había un cerillo ¡ups! Y aquí la valentía de la catarina vuelve a entrar en acción. Lejos, en el bosque, al lado de donde estaba la caja de terrones, había una de cerillos, solo es cosa de ir a por ella; cruzar las tropas enemigas, viajar como por dos días, atravesar un río y múltiples y potenciales enemigos.

¿No es necesario que les cuente el final, o si? La aventura de la catarina, mejor véanla. Hay una extraña escena con una araña y, por supuesto un nuevo encontronazo con las moscas.

De vez en cuando, comerse el paquete de sugus de una sentada no empalaga. Con una historia bien estructurada se pueden incluir los gags más exitosos y no sonar a repetición ni a falta de originalidad.  
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.