miércoles, 28 de marzo de 2018

Annihilation

Tengo una larga lista de razones por las que no me gustó nada esta peli. Unas totalmente caprichosas y otras muy objetivas. 
Y es que Natalie Portman no me cae muy bien, es medio mamona. Creo que es una actriz sobrevalorada. Está acompañada por Jennifer Jason Leigh que  nunca me ha caido bien y que aquí, por extrañas razones, es inexpresiva y tiene un tono de voz completamente plano; no creo que la razón sea el hecho de que está enferma (el personaje), más bien creo que ni es buena actriz, ni fue bien dirigida. Y luego las otras tres, súper x. Me sorprendió que a "Jane the Virgin" no la reconocí, las otras dos mujeres del equipo son Tessa Thompson y Tuva Novotny, que como son menos famosas morirán primero. 
Ah por que esta es una de esas pelis que funciona como los perritos, en donde van cayendo una a una hasta que, obviamente, solo queda Natalie Portman... y Oscar Isaac, que no es parte del equipo, sino el esposo de la Portman y la razón por la que ésta se involucra en el asunto.

Es una peli de mujeres heroínas, ya saben, es la onda en estos tiempos. Y aunque me caiga el rayo de la corrección política, que hueva porque se está abusando mucho y luego las monas ni son tan chingonas o tan interesantes. No he leído la novela en la que esto está ligeramente basado, pero aquí, las tipas se adentran a esta misteriosa zona porque las otras misiones militares y compuestas por hombres han fracasado. Y ellas, como son mujeres y científicas van a ir a probar... bla, bla, bla, como si esa fuera una razón de peso. Además de que son unas científicas medio chafonas y de repente así como así se comportan como si hubieran sido adiestradas por el ejército y usan armas y toda la cosa, cuando la única capacitada es nuestro célebre cisne negro.

Esta zona misteriosa, una especie de triángulo de las Bermudas que aparece alrededor de un faro en un pueblillo americano, tiene la particularidad de que en su interior, las reglas de la física, las reglas de la naturaleza por todos conocidas, no vienen al caso. Se desconoce el origen y la razón de su existencia. Es alienígena. Dentro de esta zona todo se ve espectacular y brilloso, con ese tipo de luz que dan las burbujas de jabón. Hay flores y plantas conocidas, pero al mismo tiempo con extrañezas en su estructura. Hay animales que también tienen DNA compartido, como un cocodrilo con dientes de tiburón, o unos venados con flores en sus astas (¿o ramas con flores como astas?). El caso es que hay un montón de cosas fascinantes en este mundo. Y como descubrirán más tarde nuestras extraordinarias científicas, se debe a que hay una especie de refracción del DNA y se están combinando las especies, ellas incluidas. 

Nada de esto me hubiera molestado, pero no se le da el espacio debido, y la historia se concentra más en escabecharse a las monas y en volverlas locas, y en darle un giro de terror a la película con una especie de oso aterrador que reproduce gritos humanosos. Y se concentra aún más en flashbacks, a mi parecer inútiles, de Natalie Portman y su matrimonio con Oscar Isaac y de cómo le pone el cuerno (una razón muy forzada para una escena que se podría haber resuelto de otra manera). 
Isaac es un soldado muy ocupado en misiones y la última es la de ir a ver qué onda con la burbuja alienígena. Un día, después de un año de ausencia, regresa, pero está muy raro y casi le da el patatús y cuando su esposa se lo lleva hospital, los detienen y los llevan a la base militar que vigila la burbuja y la Portman se involucra en el asunto porque quiere averiguar que le pasó al marido. 
Esta onda de dar un toque del corazón a una historia de acción y terror, no siempre me convence, la mayor parte de las veces es paja inútil y una forma tramposa de conectar a los espectadores con los personajes. En este caso todas las tipas tienen pedos, que una es adicta, la otra depresiva, otra perdió a un hijo. Razones que se inventaron quesque para justificar su presencia ahí, pues no tienen nada que perder. Pero a mi me parece más que suficiente para unas científicas de su tipo, estar ahí por puritita curiosidad. Claro que eso hubiera sido más complejo de pensar y desarrollar.

Como les había dicho, las científicas, van muriendo. A una la ataca un monstruo, a otra otro y la tercera se convierte en una planta.
El final es una bizarrez total. Al faro, que es como la zona cero, llegan sólo Portman y Jason Leigh. El paisaje ya no es de fantasía, es como de futuro postapocalíptico, con esqueletos humanos y unos árboles que parecen parientes de los zorros de cristal de Star Wars. La Jason Leigh explota y se convierte en una serie de imágenes artísticas de videoasta pasado de moda hasta que aparece una figura humanoide en leotardo que, en otro extraño y muy largo performance, se convierte en una especie de sombra de Natalie Portman, y bailan artísticamente, rodeadas de una inquietante e intensa música, que tal vez sea lo mejor de la peli (o lo segundo, si es que les gustan todos los efectos visuales) y luego la figura en leotardo se transforma en la Portman, pero la Portman original aparentemente es más lista y le da una granada de no sé qué y escapa, haciendo explotar el faro, y la burbuja y en teoría, acabando con todo el problema... en teoría, muajajajajaja.

sábado, 17 de marzo de 2018

Downsizing

Algo que tiene muy bien esta película es el tráiler. Plantea un argumento atractivo y divertido. Se enfoca en la parte en la que Matt Damon y su mujer deciden encogerse porque tienen problemas económicos y en el mundo miniatura el dinero les rendirá mejor. Y luego su mujer se arrepiente y no se encoge y él se queda ahí solillo, y es cuando según esto empieza realmente a vivir. Aunque es en realidad cuando a la película se le acaban las ideas.

La primera parte no está mal, se ve y se habla sobre este nuevo fenómeno, se plantean los diferentes puntos de vista: el de los investigadores que lo han desarrollado con fines ambientalistas, para contaminar menos y todo eso, los que lo ven como una manera de ser ricos (un punto de vista muy gringo el que se muestra...ya saben, casas de muy mal gusto, gastos de nuevo rico y ya está, todos unos triunfadores); y los típicos vivillos que aprovechan para lucrar entre los dos mundos. En esta parte, todas las ideas, los recursos y las escenas que hacen contraste entre los mundos, son divertidas, ingeniosas, como la caja en donde el matrimonio guarda sus anillos y objetos de valor, que luego en el mundo miniatura se convierte en una caja de camión de mudanza y descargan unos anillos de matrimonio gigantes. O como esa escena que creo que quitaron de la peli, pero que está en el corto en donde hay una botella de vodka tamaño real con una llave en la boca y llenan jarras de ahí.

La cosa es que nada de eso compensa lo aburrida que es, lo pretenciosa que quiso ser y lo mal lograda que resultó. Porque después de que el pobre tipo se queda ahí, igual de amolado a como estaba antes y sin su mujer, descubrimos que el mundillo no es tan maravilloso como parecía y que en realidad es exactamente igual al mundo real. También hay trabajos de oficinista y call centers (osea!) y hay una frontera con mojados (que por alguna razón extraña, son ilegales de verdad, a pesar de que el mundete este no está en la frontera con México) que viven en una especie de vecindad gigante que fue un tráiler, que ya imaginarán, son los jardineros y sirvientes de los ricachones. Esto me resultó irritante porque no se sostiene. ¿Quién pensó, el escritor fuera de la peli o los empresarios del mundillo, que había que tener a alguien de la limpieza? ¿O pensaron que nadie iba a comprar casitas sino les garantizaban todos los servicios y secuestraron ilegales, los encogieron y los echaron en el tráiler con la esperanza de que se buscaran chamba? ¡Aj!
Más divertidas eran las pelis de Querida encogí a los niños. Si no quieres poner algo tan fantástico como un viaje en libélula o en saltamontes y quieres verte más "adulto" y realista, pues de perdis que uno pudiera manejar un dron, estaría increíble (aunque, pensándolo, sería equivalente a manejar un helicóptero, um...), hay muchas opciones para sacarle provecho a la vida en miniatura y que no sea tan chafa y tan igual a la vida normal.
Más interesante e inquietante por ejemplo, es la historia de la activista vietnamita, que por problemática, su gobierno la encogió. Esa era una idea muy buena y se quedo totalmente abandonada. Así hubiera salido una película más oscura, un thriller tal vez. Imagínense unos espías pequeñitos, o unos mini terroristas. Y el planteamiento que hizo un borracho al principio de la historia sobre si la gente diminuta votaba igual, o pagaba menos o más impuestos, ya que aportaban menos a la sociedad, me pareció un problema interesante. 

Pero nada de esto ocurre y todo se reduce a este tipo súper soso y aburrido que no tiene ninguna aspiración, ni ningún interés y que de manera poco convincente encuentra su lugar en el mundo, después de haber tenido un par de experiencias de vida (forzadas) que lo llevaron a conocer a la colonia original de minis en Noruega, unos hippies exagerados y convencidos de que el fin de la Humanidad llegará pronto y que es mejor refugiarse en el fondo de la Tierra.

Además de Matt Damon, lo acompañan Christoph Waltz, que la hace de él mismo, pero serbio o similar y no es malo malísimo, sólo un ruidoso y medio chueco hombre de negocios, que trata de quitarle lo patético a Damon. Más divertido es Udo Kier porque sale todo rígido y con cara de "¿Qué demonios hago aquí?". Kristen Wiig y Jason Sudeikis, no deberían de haber aceptado porque casi ni salen y no se les aprovecha. Hong Chau, la actriz que hace de activista vietnamita, es la que más aplausos se llevó en las reseñas, pero debo confesar que a mi no me gustó mucho, porque me cansó, me cansó su acento, y lo mandona que es, entre otras cosas. Claro que, pueque sí que sea la que más me gustó, pero porque los demás no me gustaron.

En fin, una total decepción, un absoluto desperdicio de recursos.

sábado, 3 de marzo de 2018

La forma del agua

¿Quién no ha oído hablar sobre esta película a estas alturas? Y a estas alturas, pocos deben ser los que no la han visto. Estas últimas semanas, a los premios y nominaciones, se les han unido acusaciones de plagio y demás. Me he mantenido completamente al margen de todo eso, no he visto el cortometraje, ni nada sobre un delfín, no he visto nada de eso, entre otras cosas porque qué flojera. Para el caso se fusiló la historia de Splash y hasta la de la Bella y la Bestia, ¿no?

Es una historia de amor, con un mensaje muy claro para estos tiempos que vivimos, una historia sobre integración, respeto, aceptación de las diferencias, la igualdad de todos, contra el fanatismo. Un mensaje poco sutil para mi gusto, pero con buenas intenciones, y aquí me caerá el rayo de la corrección política, y es que es demasiado, ya saben, no es suficiente con que la protagonista y heroína sea muda, está el mejor amigo súper gay y la mejor amiga negra y el blanco militar religioso súper malo malísimo (pobre Michael Shannon, de veras que pobre porque sospecho que durante mucho tiempo lo ficharán como malo). 
Pero no importa, no importa mucho porque la historia está muy bien narrada. Es divertida, emotiva, con momentos de tensión (básicamente cada vez que aparece Shannon), con secuencias musicales logradas y un cuidado por lo visual increíble. Esta hecha con mucho mimo, vamos. 

Y las actuaciones están fabulosas. Obviamente, Sally Hawkins está genial, pero también Richard Jenkins, que tiene unas escenas muy buenas. Octavia Spencer, bueno, hace de Octavia Spencer, afortunadamente me cae muy bien. Y no hay que ningunear a Michael Shannon, a mí me impresionó mucho esa energía y violencia contenida, ese menosprecio por todos; creo que el actor lo mantuvo en equilibrio, cerca del ridículo, pero sin cruzar.

De Guillermo del Toro lo que más me gusta es que le gusta contar historias, sus historias, fantásticas, dramáticas, que se nota que le encanta ver películas. Esta está llena de guiños y abrazos al cine, al cine de los 50's, al cine musical, por ahí la han comparado con Amelie, no sé por qué, tal vez por el tono verdoso, pero sí que está llena de influencias (no plagios), incluidas algo del tono humorístico de Jeunet et Caro.

No creo que sea una obra maestra, no he pensado mucho en si es la mejor película de del Toro porque le queda mucha vida. Que si merece estar en los Oscares, pues sí, por qué no. No creo que gane a la mejor película, pero sí veo muchos chances en la mejor dirección, aunque también pienso en Nolan y Dunquerque, que es también una obra personal, no tanto por lo que cuenta, sino por cómo lo cuenta, y a mi me pareció una propuesta muy interesante.

Repito que me divirtió mucho, me gustaron muchas escenas, las actuaciones, el humor, la música, pero no me convenció el meollo de la historia, osea, el romance. No es que me escandalice la posibilidad de una relación con un anfibio, no, para nada. Lo que no me convence es la relación. Es unilateral. Elisa, primero tiene curiosidad; cuando ve una respuesta, le lleva huevos, le pone música, le habla con signos. Él la ve con sus ojillos raros y ¡se come los huevos! Sé que no se pueden hacer grandes gestos al estar encadenado, pero alguito, un detallin. A mí como que ella se obsesionó con una idea, con un imaginario en el que ambos podían ser, y él la vio como una salvadora. Si hubiera sido una historia de amistad, la compro totalmente, pero el romance no lo vi. Y luego cogen en el baño. Está bien. Pero pudo haber sido de puritito agradecimiento. Creo que se necesitaba alguna escena desde el punto de vista de él. Nos dicen que en el Amazonas lo consideraban un dios. Y sí que tiene súper poderes y se le iluminan las escamas, pero se supone que también es un ser inteligente, quizá si nos hubieran mostrado más signos de eso (o que no se comiera al gato), o de humanidad, algo que lo hiciera interesante, que nos mostrara su belleza interior y no sólo su exotiquez exterior.

Darkest Hour

Es curioso que en el mismo año se estrenen dos películas históricas sobre el mismo periodo (y bueno, hay otra también de este año, que se llama Churchill, que es durante el D-Day,que no he visto, pero que tiene pésimas reseñas). Parecieran dos partes (muy distintas, eso sí) de un mismo proyecto. Hace meses se estrenó Dunkerque, sobre el rescate de soldados ingleses por sus compatriotas que cruzaron el Canal de la Mancha en sus propias embarcaciones, a petición del nuevo Primer Ministro Winston Churchill. 
Darkest Hour sucede muy poco antes y trata sobre la elección de este nuevo Primer Ministro ante la amenaza nazi. Churchill es elegido porque es popular en ambos partidos del parlamento, pero no es querido y su reputación en años pasados, no es de lo mejor.
Durante los días entre su elección y la evacuación de Dunkerque, Churchill tiene que lidiar con presiones de su partido para entrar en negociaciones con Hitler, via Mussolini, ¿de paz o de rendición? 
Churchill está solo. Pide apoyo a Roosevelt, pero los gringos declinan porque no tienen ganitas de intervenir (hasta que les afecte, verdad...y luego se llaman los salvadores de la WWII).

Churchill está interpretado por Gary Oldman y porfa no se vayan con la finta de que lo nominaron sólo porque lo disfrazaron de viejo, así como igualmente descartaron a Nicole Kidman que ganó por una nariz. Oldman es muy buen actor y me parece que hace un papel estupendo. Churchill no es un personaje agradable, no es especialmente amable, ni prudente, y dice lo que piensa y a pesar de encontrarse en una posición inimaginablemente difícil, mantiene su postura, que es la de no negociar bajo ninguna circunstancia con los nazis. Antes defender y morir. Y así como es un viejo cascarrabias, Oldman lo hace de repente encantador cuando viaja en el metro y empieza a platicar con la gente; y así como al principio asusta e impone a su secretaria (Lily James), cuando ella necesita saber que está pasando, la mira, realmente la mira y le da una explicación, y por esos momentos, entendemos un poco la devoción de su mujer (Kristin Scott Thomas).

A pesar de que estas dos actrices hacen un buen papel (básicamente porque saben actuar), y los que hacen de neville Chamberlain, Lord Halifax y el Rey George VI, esta película es de Oldman. En especial las dos mujeres se me quedaron cortas, pero no ellas sino su presencia en el guión. Y es que no sé si las pusieron para que no digan que no hay mujeres en la movie, o porque realmente fueron una presencia importante para el personaje principal. Si es esta segunda no me resultó tan obvio. Les faltó desarrollo, más diálogos, algo.

Me gustó la película, en general, pero creo que no tanto como película, sino como lección de historia. Eso me interesó mucho más. Es una película muy correcta, con un guión cuidadoso y hasta donde he leído, bastante cercana a lo histórico.
Tal vez es que el tono del director, Joe wright, no me encanta. Pride & Prejudice, Atonement, Hanna, Pan, Anna Karenina y El Solista uff, no, definitivamente no me encanta.

Tiene varias nominaciones, la única que me interesa es la de mejor actor, pero la competencia está ruda, y está creo yo, entre Daniel Day Lewis (Phantom Thread) y Timothée Chalamet (Call me by your name), porque por más que digan que la actuación de Denzel en Roman J. Israel, Esq., es maravillosa, casi detesté la película.

martes, 27 de febrero de 2018

Kunio Kato y La maison en petits cubes

Hace poco me encontré por casualidad con este cortometraje en Netflix, The House of Small Cubes. No sé que busqué, pero me llamó la atención al leer en las etiquetas que era animación japonesa. ¡Y no parecía anime! (que me gusta es general, pero lo  dibujitos siempre se parecen). Esta pintado a mano con mucha textura, con las líneas del lápiz muy notorias, coloreado con sutileza y cuidado.

Es una super cute historia de un viejito que ha enviudado y que vive en una cara rodeada de agua, agua que sube de cuando en cuando. Un día, mientras construye un nuevo cubo para vivir, se le cae su pipa por una puerta en el suela y al tratar de recuperarla baja y baja y recorre los cuartos que fue ocupando a los largo del tiempo, llenándose de recuerdos sobre su vida.

Este increíble cortometraje le valió a su creador Kunio Kato, entre otros premios, el Oscar a cortometraje animado en 2009. Y porque está muy cagado su discurso de aceptación, lo incluyo:

It's so heavy. Thank you very much. Thank you, my supporter. Thank you, all my staff. Thank you, my pencil. Thank you, Academy. Thank you, animation. Thank you, my company Robot. Domo arigato, Mr. Roboto. Thank you very much. Thank you.

La curiosidad me llevó a buscar más trabajos de este animador y me encontré en YouTube un par de cosas interesantes. 
el Diario de Tortov Roddle es una serie de aventuras fantásticas, o más bien surreales de un viajero de Tortovia que recorre el mundo encima de una especie de cerdo con patas largas y delgadas. En el camino se encuentra con un grupo de misteriosos conejos, en un pueblo asiste a una divertida función de cine al aire libre, come una fruta que le da un alucinón, llega a un pueblo asentado encima de un sapo. Como ésta de la casa, las aventuras de Tortov son mudas, con el mismo estilo de dibujo y una bonita música.

A pesar del Oscar, Kato se ha mantenido haciendo cortometrajes; en una entrevista cuenta que prefiere seguir haciendo poesía corta en la tranquilidad de su empresa productora.

No me ha resultado fácil encontrar más cortometrajes suyos, pero seguiré intentándolo.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.