martes, 8 de marzo de 2011

Ginger Snaps, la Trilogía

Acabo de terminar de ver esta trilogía. No recuerdo qué me llevó a querer verlas. Definitivamente no fueron los carteles, que son horrendos. No sabía tampoco sobre qué trataban y sólo recuerdo vagamente un entusiasmado comentario en la web; eso generalmente es razón suficiente para despertar mi curiosidad.

En fin, el caso es que Feroz I (así le pusieron en México) (John Fawcett, 2000), me gustó mucho. Es extraña y divertida. Bastante divertida.

Ginger y Brigitte son unas hermanas adolescentes darketonas e inadaptadas que han prometido suicidarse cuando Brigitte cumpla los 16. Ginger, que ya tiene 16 acompañará a su hermana porque no tiene nada mejor que hacer. Tienen como hobby fotografiar escenas de sus muertes. A sus compañeros de escuela les generan rechazo y curiosidad y se han percatado que debajo de esas sudaderas Ginger está potencialmente buenona. Brigitte no, es hosca y camina encorvada, ah pero sabe cómo contestar cuando la provocan. Obviamente las compañeras no las toleran y se ven constantemente metidas en líos y broncas. Pero por más aterradora que sea la secundaria, el terror en esta peli tiene mas bien que ver con hombres lobo. A Ginger la muerde uno y ¡zácatelas! que se desata. Y se destapa (literalmente). Brigitte lo más que puede hacer es tratar de controlarla y encontrar una cura. Pero Ginger es como el monstruo de Tazmania y cuesta seguirle el ritmo. Y los lazos fraternos que las unían fuertemente empeizan a debilitarse.
La película mezcla de manera exitosa la llegada de la pubertad de Ginger y sus transformaciones de mujer lobo. Pero esta película no se sostendría sin el humor negro que tiene. Me gustan las películas de terror que no se tientan el corazón y eliminan a los personajes más queridos o a los que sería una incorrección matar.

Llena de entusiasmo ante tan fresca y novedosa propuesta, me puse a ver las siguientes partes. Desgraciadamente no se le comparan. No están fatales, pero nada que ver. Sobretodo porque perdieron el sentido del humor.

En la segunda parte, Ginger Snaps: Unleashed (Brett Sullivan, 2004), la historia es sobre Brigitte tratando de curarse. Y prácticamente no sale Ginger, mas que como amiga imaginaria (ups, spoiler de la primera, bueh, no le hace, Ginger se muere, pero de todos modos vale la pena ver la película).
Brigitte es ingresada a una clínica de rehabilitación de donde lucha por escapar porque teme convertirse y matar a todas las compañeras. En su escapatoria se le pega una creepy, muy pero que muy creepy niña que rápidamente toma el control de la situación...

No se si fue el cambio de director, la presión para superar el éxito anterior, la clásica cosa de que segundas partes no son buenas, pero sí, pasé la mayor parte de la peli esperando a que empezara la peli, esa con humor, horrendas transformaciones, una escabechina total, que mis expectativas exigían. Y no, osea que de unleashed, nada. La ausencia de Ginger se notó mucho y la presencia de Fantasma no compensó.

La tercera, Ginger Snaps back: The Beginning (Grant Harvey, 2004), es más ambiciosa que las anteriores y trata de darle un toque más real, una especie de explicación sobre el mito del hombre lobo, del Wendigo, en la cultura nativa americana.

Ahora Ginger y Brigitte se encuentran en pleno siglo 19, perdidas en el bosque, al parecer porque el barco en el que viajaban con sus padres se hundió (aunque no queda claro si esto es una mentira de Ginger o qué, y si es una mentira, nunca se aclara qué hacen ahí en medio de la nada). En el camino se topan con una anciana que les dice cosas oscuras y misteriosas relacionadas con una leyenda de unas hermanas, una roja y una negra (ah, no lo he dicho, pero no está de más, Ginger es pelirroja). Las hermanas continúan su camino y un rastreador se las encuentra y las lleva al fuerte de colonos de una compañia comercial. No son bienvenidas, pero les acaban dando cobijo. El ambiente ahí es de lo más siniestro. Y todos los personajes están al borde de la locura. Me daría más miedo estar con esos tipos que con Ginger de mujer-lobo. La tensión tiene que ver con que algo ocurre en el bosque, Más tarde se enterarán las hermanas de la existencia de hombres lobo, que para mayor drama eran conocidos y familiares de los hombres del fuerte.
Y todo se repite nuevamente, a Ginger la muerde un lobo, un hombrecito lobo, para ser más exactos. Brigitte trata de que no la descubran. Ginger empieza a perder el control. Y bueno, lo demás ya se lo imaginarán. Aquí por lo menos da más gusto la matanza porque la mayoría de los personajes son desagradables.
A diferencia de la primera película, las hermanas no pelean ni se separan, no son rivales y no hay discusiones sobre posibles envidias (tal vez porque en el siglo 19 los jóvenes no eran adolescentes como en estos tiempos). Y la tensión de la relación se centra en cómo se cumplirá la leyenda de la que hablaba la anciana. ¿Quién va a matar a quién?
Lo mejor es el mero final. Después de tres películas se empieza uno a preguntar sobre cuál sería la solución más lógica para no separar a las hermanas, y el final nos la da.

En mi top 10 de pelis de hombres lobo, sí que incluyo Feroz I (me da risa ese título). No es que sea una especialista, pero me parece que aporta nuevas cosas al género. Las otras, totalmente prescindibles.

6 comentarios:

  1. Coincido, Marién. Feroz (la primera) es una de mis películas favoritas de hombres lobo. Las otras dos no las he visto, pero las buscaré. Mil gracias por tu reseña.

    ResponderEliminar
  2. Hey, qué bueno que me leíste. ¡Extraño a los Testigos del Crímen!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Son peliculas raras para mi gusto para pasar la tarde no esta mal,la primera es la mejor

    ResponderEliminar
  6. Son peliculas raras para mi gusto para pasar la tarde no esta mal,la primera es la mejor

    ResponderEliminar

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.